viernes, 23 de diciembre de 2011

Me alegra informaros de que pronto habrá nuevas entradas.
Siento que haya pasado tanto tiempo, pero...ya sabéis: universidad, novios, amigos, fiesta, familia, más fiesta...
Así que aprovechando las fiestas navideñas que acontecen estos días, espero poder ponerme al día ^o^

miércoles, 16 de noviembre de 2011

Carta XXV: tu calor


Tengo tu sudadera puesta. Tengo la cabeza apoyada en TU lado de MI cama. Si cierro los ojos casi parece que estés aquí: tu olor impregnado en las telas, tu sonrisa grabada a fuego en mi mente, tus susurros guardados en estas cuatro paredes.
Pero sigue sin ser igual.

Me faltan tus brazos rodeándome, tus manos jugando con mi pelo, tu cuerpo entrelazado con mis piernas, esas cosquillas que me hace tu bigote cuando me das un tierno beso en la mejilla, o las que me hace tu pelo cuando escondo mi cara junto a tu cuello y te susurro al oído que me encantas, que te adoro y que no quiero que te marches nunca.

Ya eres parte mi habitación, junto a mi cama, las mesillas, la cómoda, un collar hawaino y el peluche de un conejo con gorro de bufón. ¡Todo encaja!

Añoro mirarte a los ojos, gritar en silencio y reír de forma muda.
Quiero dormir a tu lado el resto de mi vida; cerrar lo ojos y que, al abrirlos, sigas aquí, a mi lado.
Quiero noches alegres y mañanas traviesas. Quiero que tus manos acaricien mi espalda, que tu aliento caliente mi pecho y tus labios descubran mi cuerpo.


Quiero hacerlo todo y no hacer nada, que cualquier plan sea perfecto porque es contigo.
Te quiero a ti, como mi dosis diaria de droga, 24 horas al día, 7 días a la semana, 365 días al año. A ti. Porque eres mío, y yo soy tuya.






Solo compramos el billete de ida, ya no hay vuelta atrás.

jueves, 6 de octubre de 2011

Carta XXIV: Imperfectos

Hoy me he dado cuenta de que somos distintos.

Hoy. 

Después de todo, no eres tan perfecto. Aunque eso no me molesta.

En cambio, sí me duele...has leído bien, duele. Me duele aquello que te hace imperfecto. Tu manera de verme frágil. El sentido en que las situaciones más "normales" se vuelven oscuras dentro de tu cabeza.

Somos distintos.
Yo, cuando veo a mis amigos y amigas, veo personas.
Tú, ves chicos y chicas con las que compartes una amistad.

Yo soy inocente. Inocente por confiar en mis decisiones, en la gente que me rodea y en que no me harán daño.
Me he equivocado muchas veces.
Si no fuera tan inocente, ahora no estaríamos juntos.
¿Lo sabes?

Deberías.

Sé que dices que confías en mí, pero no en el resto de la gente.
Eso no ayuda.

Me siento en una constante evaluación. No sé cuándo hago las cosas bien y cuándo no.
¿Está mal ofrecerle un hueco en casa a un amigo cuando lo necesita?
¿O intentar que una relación sentimental fallida no implique una pérdida inmediata de la amistad previa?
¿Está mal confiar en que un amigo solo es un amigo?
¿O no ver nada raro en que tú con tus amigas si puedas enfrentarte a esas mismas (o peores) situaciones?

Claro que me pongo celosa. Siempre. Me pongo celosa de las chicas que te miran. De las chicas con las que dices que te has liado (y son unas cuantas). De tus amigas. Pero ya está. Me pongo celosa al imaginar que han compartido muchas cosas contigo.
Pero esos celos solo duran unos segundos. Porque te miro, y me miras, y veo lo que sientes. Y me doy cuenta de que sí, ellas han compartido mil cosas contigo, pero yo he compartido un millón, y me quedan otras tantas por compartir.

Porque yo sé defenderme. Porque yo soy inocente y confío en ti.
Sé que tú sabrás apartarte si alguien intenta algo.
También sé que yo lo haré.

Pero no quiero pensar más en esto. En tu imperfección. En mi inocencia.
Somos como somos, y por eso nos queremos ¿no?

Porque a ti te parecerá mal siempre que actúe como lo hago con las personas. Y a mi me parecerá mal que te lo parezca.

martes, 4 de octubre de 2011

Carta XXIII

No soy de subir fotos de todos esos personajes a quienes quiero tanto. Esos personajes basados en personitas reales.

Pero bueno. Tampoco era de ser ñoña y cursi. No era de abrazar porque sí, ni de decir cosas como "no concibo una noche de sábado sin ti"

He empezado a hacer cosas que normalmente no hago...y puestos a hacer excepciones...






Eres un tipo (macho macho tipo) muy muy raro...¿lo sabías?
Y dicen que nos parecemos...
Los dos locos.


-¿Loca yo? ¡Qué va! 
-Pero si hablas sola, mírate.


Lo nuestro estaba escrito. Sip. ¿Qué por qué lo sé? Porque yo lo digo, y punto.


Tú temes que sea como esas chicas de 19 años que no saben lo que quieren y que cambian de opinión constantemente
Yo te digo que no soy así.
Y mi temor es equivocarme.
Pero, sabiendo lo que estoy haciendo, sabiendo como me siento, como te miro, como me haces sonreír y como soy incapaz de siquiera imaginarte lejos de mí...creo que no me equivoco.














Ayúdame a confiar en mí, porque ya lo hago en ti.

domingo, 28 de agosto de 2011

Somos ñoños


Tengo ganas de escribir, de contarle al mundo mis historias.
Tengo ganas de decir frases cursis, palabras ñoñas y declaraciones indecorosas.
Pero  no estoy inspirada. No lo suficiente.
Por suerte tengo un chico casi tan cursi, ñoño e indecoroso como yo.


[Skype]


Áurea: te echo de menos, quiero volver...
eMe: y yo quiero que vuelvas
Áurea: necesito estar contigo, que me abraces, mirarte a los ojos y no decirnos nada, porque no hace falta...
eMe: sshhh
Áurea: solo digo lo que quiero
eMe: el sshh era por eso
Áurea:  pero...pero... jooo :(
eMe: de verdad
Áurea: ¿?
eMe: cierra los ojos e imagíname mirándote a 2 centímetros de ti, con mi sonrisa, delante tuya, y sacas la lengua y me rozas los labios y el piercing
eMe: entonces te agarro por la cintura, rodeándote por la espalda con mis brazos hasta agarrarte las costillas y aprieto con delicadeza y te muerdo el cuello
eMe: te susurro al oído que eres lo mejor que hay en mi vida y que, tal como te tengo agarrada, no te soltaré jamás
Áurea: ¿sabes que posiblemente me desmayaría?
eMe: no lo creo
Áurea: es una manera de hablar...pero soltaré un suspiro sútil y cursi
eMe: suena adorable...eres adorable...
Áurea: para, que me pongo tontorrona...
eMe: me encanta que te pongas tontorrona
Áurea: si, pero luego me pongo triste porque todo queda en intenciones, junto a las fotos, a los besos, y a las noches en vela
eMe: ya, pero son intenciones que algún día se transformarán en todas esas cosas
Áurea: para eso queda mucho tiempo...demasiado...aunque normalmente me parecería una tontería, se me hace eterno
eMe: ya...solo son un par de semanas...
Áurea: pues eso, dos estúpidas semanas eternas
eMe: hablemos menos, el problema es que nos pasamos horas hablando
Áurea: pero es que me gusta hablar contigo, ¿por qué iba a dejar de hacerlo?
eMe: porque el tiempo pasa demasiado lento
Áurea: pero es tiempo invertido en nosotros, porque ahora no hay un tú ni un yo, ahora es un nosotros, eso decías
eMe: si, y me gusta ese nosotros :)
Áurea: prométeme que cuando vuelva, nada cambiará
eMe: no puedo hacer eso...
Áurea: pero no quiero que cambie
eMe: será para mejor, porque nos veremos y pensaremos que no es real, iremos en una puta nube
Áurea: ¿de algodón de azúcar y estrellitas de purpurina?
eMe:  no...
Áurea: jooo...
eMe: y el cursi soy yo ¿no?
Áurea: pues si, yo tengo derecho a soñar con unicornios y cebrasos, soy una niña dulce, cursi y repelente
eMe: eres mi niña dulce, cursi y repelente, e idiota, y payasa...
Áurea: bueno, vale ya...
eMe: y friki, y ñoña, y tonta...
Áurea: ... ¬¬ I HATE YOU (ai jeit yú)
eMe: sabes que no es cierto, me quieres demasiado
Áurea: no más que tú a mi
eMe: no te haces una idea de cuánto te quiero, peke
eMe: ¿sabes qué?
Áurea: dime
eMe: contigo, el resto de relaciones que tuve es como si fueran juegos de niños
eMe: se quedan TAN PEQUEÑITAS que,  comparado a lo que siento por ti, parecen un puto chiste
eMe: imagínate lo que te quiero peke
eMe: considero que eres el puto amor de mi vida
eMe: me tienes HIPER loco, estoy atontado las 24 horas del día, no hay un solo minuto en el que no esté pensando en ti
eMe: todo me recuerda a ti, siempre, aunque no tenga que ver
eMe: una vez soñé que encontraba a mi amor verdadero, a la mujer con la que pasaría toda mi vida, siempre feliz a su lado, sonriendo por todo y rodeados de amigos
eMe: una aventura llena de sonrisas y de momentos bonitos
eMe: ¿sabes eso que dicen la vida no es todo felicidad y caramelos?
Áurea: si
eMe: nosotros la hacemos así, porque somos perfectos, tú eres mi felicidad y yo tu caramelo

Áurea: me gusta el caramelo
Áurea: te quiero, mucho
eMe: lo sé
eMe: y me encanta que me lo digas, y me encanta verte los ojitos, esos ojitos que lo dicen todo, con una mirada o esa sonrisa
Áurea: te quiero, te quiero, te quiero, te quiero
eMe: que toooonta te me estas poniendo hoy
Áurea: si, hoy si
eMe: pronto estarás a mi lado
eMe: además, estaremos juntos y hasta DORMIREMOS JUNTOS
Áurea: chi
eMe: quiero hacerte caricias, por todo el cuerpo y darte besitos
Áurea: ¿y me susurrarás cosas bonitas?
eMe: of course
Áurea: ¿y me dejarás darte besitos en el cuello?
eMe: of course
Áurea: ¿y me mirarás a los ojos?
eMe: of course
Áurea: ¿y podré jugar con tus labios?
eMe: si...
Áurea: bien
eMe: quiero perderme entre tu melena y las sábanas
eMe: quiero dormirme mientras tú me das besos 
eMe: ¡buah! no te digo mas cosas ñoñas
eMe: es tu turno,  ¡te reto!
Áurea: hmmm....quiero perderme en tus ojos, que te burles de mis caras estúpidas, contar tus sonrisas y hacerte olvidarlo todo
Áurea: que el tiempo se detenga cuando estemos juntos o, simplemente, vivir ajenos a su curso
Áurea: quiero escribir mil historias sobre nosotros hasta el punto de quedarme sin palabras
Áurea: quiero amanecer entre tus brazos y soñar con tus besos, quiero ser tuya
Áurea: te ai lof yú
eMe: ME QUIERES
Áurea: si
eMe: Y ME LO DICES CADA VEZ MÁS
Áurea: si
eMe: eso me hace ver que me quieres aun más
Áurea: forever and ever ñañañaña
eMe: algo así :)
Áurea: seremos los más odiosos
eMe: y los más payasos
Áurea: y los más mejores
eMe: somos perfectos, y estando juntos, alcanzamos la máxima perfección
Áurea: somos unos egocéntricos
eMe: podemos permitírnoslo


















Y cada día es una nueva aventura, una sorpresa, una sonrisa...







lunes, 22 de agosto de 2011

Carta XXII: Instalando...

Instalación:                                                                               
                                                                                                                            
Progreso: 42,78 %                                                                                                
Tiempo restante: 17 días...                                                                                   
Cargando...Noches en vela, TE QUIEROs susurrados...                                                


Es uno de esos programas que cunden, que pesan demasiado, pero que merecen la pena.

Una de esas aplicaciones que sabes que utilizarás, que cuando necesites algo ahí seguirá.

Es...es algo que instalas una vez y no te planteas borrar nunca.

Para toda la vida...
puede...

Es...cada nueva palabra, cada nueva sonrisa, cada nuevo gesto, cada nuevo guiño, mirada...


Es cada foto que queda por hacer, cada película que queda por ver, cada cena que vamos a celebrar, cada caricia por la espalda y cada beso en la mejilla...











Y si me susurras me pongo tontorrona.


domingo, 14 de agosto de 2011

Carta XXI: ¿tú?

Querido (vosotros):
Soy yo.
Hacía mucho que no sabías de mi. Apuesto a que estabas preocupado. 
¿Recuerdas que había vuelto a ser una quinceañera de nuevo? 
Pues mi soltería no ha durado mucho.
Te prometo que mi intención era tomarme un tiempo sin nadie, quizá uno para amenizar algunas noches, solo eso.


Pero...
(siempre hay un "pero")



Un día sales de fiesta y conoces a alguien y, después de algunos besos y un millón de palabras te das cuenta de que una noche no es suficiente.


Habláis un día sí y otro también, y cada noche. Con el paso del tiempo vuestras conversaciones se eternizan, aumentan y ,con ellas, ese pequeño vuelco del corazón cada vez que aparece el verde on-line
Cuando os dais cuenta son las 5 de la mañana, y os habéis mirado, burlado y sonreído, os habéis confesado secretos y compartido historias. 


En una semana ha surgido esa "chispa" que desencadena todo.


Y es que...cuanto menos buscas algo, antes lo encuentras (o eso dicen).


Y quedan 26 días, 627 horas, 37620 minutos (aproximadamente) para abrazaros de nuevo.
Porque justo después de conoceros, el avión con destino "Vacaciones" os separó.

Bien...el os es un nos, y él...es...ÉL.
Tendré que ponerle nombre, un nuevo cocker, o chispas, o lo que sea. Peo no lo decidiré yo.


Supongo que ahora toca esperar.


Besos de menta.









Definitivamente eMe

lunes, 11 de julio de 2011

Carta XX: Quiceañera

Soltera.
Otra vez.
Para variar.
No tengo remedio ¿verdad?

Pero no tengo miedo, no estoy preocupada, ni triste. Y eso es malo creo.
Pero, como ya he dicho, no me importa.
Me siento como una quinceañera.

Lo cierto es que pronto se terminarán los exámenes de Julio (las recuperaciones) y me quedan muchas cosas por hacer, muchos conciertos que disfrutar, muchas copas que tomar, y muchas risas que echar.

Y muchas carcajadas, saltos, gritos, miradas furtivas y noches de caza, acompañadas de sonrisas traviesas, seguidas de cerca de guiños, codazos y, tal vez, besos.

Porque soy demasiado joven para pensar en el amor. ¡Dios! Tengo 19 años, no quiero comprometerme, quiero vivir, probar los labios de músicos, sentir los brazos de atletas y las miradas de los soñadores

Y es que, en el fondo, yo soy mucho más que todo eso. Soy libre, soñadora, ilusa y algo cursi...¡y me encanta!









dulce libertad

domingo, 3 de julio de 2011

Carta XIX: Sigo sin saber qué

Físicamente no me gustas. Veo tus fotos, y no pienso: "vaya, posiblemente sea el chico más guapo que he conocido nunca". Ni de lejos.

Tu carácter...me sacas de quicio. Eres...¡Eres lo peor!
Eres egoísta, caprichoso, cambias de parecer a cada momento como si fueras un gas, cuyos átomos no paran de moverse en el espacio. 

No hay quien hable contigo, porque "tú" eres demasiado complicado.

Aún así...a pesar de todo...sigo recordando pequeños fragmentos de un verano que me marcó bastante. (No por ti, sino por todo en general)

Sigo recordando besos, caricias, abrazos, conversaciones eternas, y novelas sin palabras. Y sonrío, aunque con melancolía.


Y ahora resuenan en mi cabeza palabras de una persona especial que me dijo que, cuando encontrara a alguien a quien quisiera de verdad, esos abrazos, caricias y besos, saldrían sin más. Eso que a veces tanto me cuesta con el chico imparable...y con el pequeño cocker...

Y las cosas no van bien, y no sé lo qué siento ni por qué lo siento.

Quizá solo busque encontrar un motivo por el cual no soy un bicho raro; saber una razón que me demuestre que en el fondo soy normal.


viernes, 1 de julio de 2011

Carta XVIII: Odio

(00:37)

Bien. Le mando un mensaje en un pausa de mis estudios.

"¿Podrías llamarme hoy sobre las 21:30 -22:00?"

Porque, claro, después tiene entrenamiento y no puede llamarme. Y yo, cuando acabe de ver la peli (nota: pausa desde 21:15 hasta 23:30) y cenar tengo pensado seguir estudiando.

No ha llamado. Termino de cenar.

Ring Ring

-Hola
-Hola?

Es él. A buenas horas. Le cuento que estoy tomando café, para estudiar un rato, hasta la 1 o así, y después acostarme.

-¿Estudiar ahora?
-Sí, estudio mejor por la noche, además es solo terminar un tema.
-Bueno...


Conversación típica, "¿Qué has hecho hoy?" y 


-Estoy estresada - en tono de broma - estoy siendo una mezcla de estudiante y ama de casa.
-Uf, si, estresadísima - sarcasmo. Me molesta, incluso me ofende.
-Búrlate, es la verdad.
-Que si, que si.

-Tenía ganas de hablar contigo, para desahogarme por los exámenes.
-Egoísta - ¿risas?
-Al contrario que tú, yo no me enclaustro en mi misma.

Más tonterías.

-¿Mañana vas a ir a la facultad? Yo tengo que subir a hacer el examen y más cosas.
-No, tengo clases. Si quieres le digo al profesor que me de algunos ejercicios para ayudarte.
-No servirían de mucho - ¿es que no escucha? No se ha enterado de que mi examen es mañana...
-Gracias - molesto. Really?
-Mañana tengo EL EXAMEN.
-¿Mañana? - ¡SI! - Empiezan el día 4.
-No, empiezan mañana, día 1.
-No me asustes.

Lo comprueba. Ansiedad. Se altera.

-Esto solo me pasa a mi.
-No es cierto. Conozco gente que ha perdido exámenes por enterarse demasiado tarde.
-Bueno - borde.

Murmullos.

-Tengo que estudiar.

<<-Gracias por avisar aunque fuera sin querer.
-Oh! De nada.
-Voy a quedarme un rato más hablando contigo y voy a estudiar.
-¡Qué considerado! Como yo perdí tiempo de estudio por hablar contigo, ahora tú haces lo mismo.
Amor~~~~ Cursilerías ~~~~~ñañañaña>>

Pero no.

-Un beso.
-Chao.

Pi Pi Pí


LO ODIO.

Sigo sin saber por qué, si tanto me molesta a veces, sigo con él. Creo que no me gusta la idea de volver a fracasar. Siempre lo mismo: la niña se harta, pierde la paciencia y la situación empeora.
Ojalá lo leas.





[no retiro nada, estoy cabreada y no me hago cargo del hecho de que pueda quedar yo como la mala]

jueves, 30 de junio de 2011


No puedo más que sonreír.
Porque eres un payaso.
Porque me haces rabiar.
Porque odio las cosquillas y aún así me haces reír.
Porque cada momento malo equivale a uno bueno. 
(aunque hay más de unos que de otros)
Porque no existe un futuro juntos
pero tampoco lo necesito.


Es que no necesito nada.
No necesito dinero.
No necesito palabras.
No necesito estudiar.
Nada.
Solo despertar cada día con esas ganas de vivir,
de comerme el mundo,
de compartirlo contigo.




lunes, 20 de junio de 2011

Entrevista


-...ya...
-Hoy estás muy callada.
-No soy como el resto...
-¿A qué te refieres?
-No soy igual que todos...
-Ya me he dado cuenta

Tonto.

-Me refiero a que no...no soy...
-Dime que eres una mujer, por lo menos.

Pues eso, idiota perdido.

-Sí, lo soy. Me refiero...por ejemplo, para ti son importantes las caricias, los besos, los abrazos...
-Claro, para eso somos pareja. Me gusta el contacto con mi chica.
-Pues...yo prefiero pasarme horas hablando, riendo, haciendo el tonto...
-A ver, también, pero  no sé...
-No soy como todos...no me importa lo mismo...nada.
-Pero ¿por qué?
-Es muy largo para contártelo ahora, hablamos otro día.
-Claro.

Y cuando se lo cuente todo cambiará, porque no soy distinta pero tampoco igual.







jueves, 2 de junio de 2011

Cambios

- ¿En qué piensas?
- En nada...
- No me mientas...

Estaban solos, tumbados sobre un pañuelo de cuadros negros y rojos, sobre un pedacito de césped en mitad de la ciudad. Estaban en su mundo

- En nada, en serio. Por primera vez en mucho tiempo cierro los ojos y mi mente se concentra en este aroma a verde, en la brisa fresca que se filtra entre las calles proveniente del cercano mar, en el latido de tu corazón...-y es que ella tenía su cabeza apoyada sobre él, al contrario que siempre.
- Bueno, no quiero que te preocupes.
- ¿Por qué debería preocuparme? ¿Porque me voy en un par de días y todo cambiará?
- Las cosas ya están cambiando...eso es lo que dices tú siempre.
- Sí, pero no es lo mismo...
- Porque tú lo digas...
- Pues sí, porque yo lo digo.

Un gran suspiro, seguido de silencio roto por un trinar lejano.
- Te quiero, lo sabes ¿no?
- Sí.
- Y eso SI que no va a cambiar.
- Todo cambia, y eso no puedes evitarlo.
- Cabezota.
- Pero me sigues queriendo a pesar de eso...
- Vuelve a no pensar en nada.

Y así, el sol siguió bañando su silueta, la hierba siguió bailando con la brisa a su alrededor, y aquél pájaro lejano volaba libre sin pensar en nada.









Y es que todo cambia, en eso se basa la vida, en el cambio.

lunes, 25 de abril de 2011

Tengo sed

Tengo sed de tus besos.
Tengo mono de tus abrazos.
Mi piel, teñida con tu aroma, pide a gritos tus caricias. 
Mis poros añoran estremecerse bajo tu cuerpo...
Quiero despertarme mañana y ver tu cara inundada por el sol que se filtra entre las persianas de mi cuarto.
Quiero que tu sonrisa sea lo primero que vea por la mañana y que tus labios sean mi desayuno.
Me gustaría no pensar en nada...
...pero pienso en ti


 Ahora no me queda nada más que mirar al cielo en busca de una estrella fugaz que cumpla mi deseo.

martes, 12 de abril de 2011

Carta XVI: Amigas

-Gracias - dijo una loca mientras soltaba una cáscara de pipa.

-¿Por?

-Por estar ahí. Por sacarme una sonrisa.

-No se merecen. Somos amigas ¿no? - dijo otra, con la sonrisa más amplia que pudo.

-Sí - respondió a la sonrisa - necesitaba evadirme.

-Bueno, yonki, mientras no comas bizcocho...

Carcajadas

-Además, siempre nos quedarán Tim Burton, Disney, y la música machacona...

-No te olvides del zumo ¿eh?

-No, no, ni del pajitófono

Más risas.

Y es que ella sabía que era fiel cuan cachorrillo. Para eso están los amigos.





Hasta el infinito y más allá.